consejos-miedo-dentista

Inquietudes de los padres.

¿Cuándo y para qué realizar el primer control?

Es importante realizar un primer control con la madre y cuidadores del niño apenas aparezcan los primeros dientes, es decir, alrededor de los 6 meses.

En estos controles preventivos se pretende mantener la boca sana del niño, lo cual se logra a través del asesoramiento dietético, instrucción de higiene bucal y control de malos hábitos bucales que pueden alterar el crecimiento y desarrollo de las estructuras bucales y faciales.

¿Por qué debo cuidar los dientes temporales de mi hijo?

Los dientes temporales cumplen varias funciones importantes en la boca de los niños. Participan activamente en la masticación de los alimentos; mantienen el espacio para los dientes definitivos que aparecerán en su lugar y que ya están creciendo al interior de los maxilares; participan en la estética y en mantención de la autoestima de los niños; ayudan en la deglución y en la pronunciación de los fonemas.

¿Cuándo empiezan a salir los dientes definitivos?

Alrededor de los 6 años de edad  comienza  el cambio dentario con los incisivos centrales inferiores. A esta edad también aparece el 1º molar permanente o molar de los 6 años, por detrás de los molares temporales, sin que se caiga un molar temporal para que este aparezca. Esta es la razón por la que generalmente pasa desapercibida su aparición en boca y muchos padres piensan que es un molar temporal. Este molar de los 6 años es importante sellarlo cuando aparezca en boca para protegerlo de las caries y es el responsable de cerrar los espacios que generalmente existen entre los molares temporales, con lo que se dificulta la limpieza entre estos dientes, facilitando la formación de caries.

¿Qué es la caries temprana de la infancia?

Es un tipo de caries de avance muy rápido y destructivo, que si no es tratada a tiempo puede producir grandes daños en los dientes de los niños. Habitualmente comienza por detrás de los dientes anteriores y superiores, debido a que en esa zona se apoya el chupete de la mamadera o el pezón de la madre. La causa principal es el consumo de leche materna o artificial principalmente durante la noche sin un cepillado dental posterior. Obviamente que esto empeora si se agrega azúcar.

¿Cómo puedo prevenir las caries en mi hijo?

Debemos controlar el consumo de alimentos cariogénicos especialmente entre las comidas principales; realizar una adecuada higiene bucal, al menos un par de veces en el día y supervisada por un adulto ya que los niños no tienen la destreza motora fina bien desarrollada todavía como para efectuarla de manera correcta; realizando controles periódicos cada 3 ó 6 meses, dependiendo del riesgo cariogénico del niño; aplicando flúor según corresponda, lo cual  refuerza la estructura dentaria, haciéndola más resistente a las caries; realizando sellantes sobre las fisuras profundas ubicadas principalmente en los molares, ya sean permanentes o temporales. Los sellantes son un material resinoso fluido que entra en la fisura y se endurece por una luz. Evita la retención de restos de alimentos y facilita la limpieza.

¿Cuál es el mejor momento de recibir tratamiento ortodóncico?

Desde muy temprana edad es factible predecir si un paciente va a desarrollar una mala mordida y se pueden minimizar los problemas si los pacientes son revisados desde pequeños. El odontopediatra puede interceptar problemas en la dentadura durante las revisiones periódicas. Además, el odontopediatra le informará dependiendo de cada caso individual el momento ideal para recibir tratamiento ortodóncico.